Obispo llama a enfrentar maltratos contra la mujer

Ramón Urbáez / Juan B. Rodríguez
Higüey, La altagracia

Monseñor Gregorio Nicanor Peña Rodríguez, obispo de la Diócesis de La Altagracia, insistió ayer en el llamado de la Conferencia del Episcopado Dominicano (CED) para que se busquen soluciones conjuntas al problema de la violencia social, sobre todo a “la que cada día se manifiesta en el seno de la familia y entre parejas, y pone en peligro todo el cuerpo de la sociedad”.

Al referirse a los problemas y la crisis que, según afirmó, no sólo afecta a la sociedad dominicana, sino a las sociedades del mundo entero, el obispo dijo que es necesario apelar a la fe para superar todos los males sociales. “No sólo debemos buscar soluciones económicas, sociales, políticas o antropológicas, porque es necesario cambiar el corazón del hombre”, dijo.

“Una fe que no lleva al compromiso, es una fe vacía”, añadió, y pidió a los hombres que respeten a las mujeres, sea madre, hija, esposa, hermana, tía, sobrina o abuela. Enfatizó que la crisis que afecta a las familias es la responsable de muchos males, entre ellos la delincuencia. “Hay que asumir la fe como un compromiso y un estilo de vida, en medio de tanta violencia intrafamiliar, debemos llevar a Dios en nuestros corazones”.

Peña Rodríguez habló ayer en presencia del presidente de la República, Danilo Medina, y de su esposa, Cándida Montilla de Medina, quienes participaron de la Eucaristía Solemne, que presidió el obispo en la Basílica de La Altagracia, Protectora del Pueblo Dominicano, con ocasión del 21 de enero.

Puso como ejemplo la familia presidencial, señalando que tanto el hombre como la mujer deben acoger la palabra de Dios para construir una buena familia, amarse y respetarse. Llamó a los cónyuges a perdonar como lo hizo Jesús y ser firmes siempre a la hora de defender la verdad.

A las celebraciones de La Altagracia asistieron miles de personas durante toda la semana, pero ayer 21 fue cuando se presentó la mayor cantidad de peregrinos procedentes de todo el país y el extranjero. Muchos pernoctaron en los alrededores de la Basílica y llenaron hoteles, pensiones y casas de familias en Higüey.

MINISTROS Y EMPRESARIOS
El presidente Medina llegó a la Basílica a las 9:20 de la mañana, y la misa empezó a las 9:56, permaneciendo más de media hora en silencio, junto a su esposa, en el lado izquierdo del cuadro de la Madre de Dios. Además, estuvieron presentes los ministros de las Fuerzas Armadas, Obras Públicas, Administrativo, Educación Superior, Educación, el jefe de la Policía, el presidente del Tribunal Constitucional, y los empresarios Frank Rainieri y Alejandro Grullón, entre otros.

Fuente Listin Diario