Explosión en edificio de Pemex en México deja 25 muertos y 101 heridos

AP
México

Al menos 25 muertos y 101 heridos dejó la explosión que ayer afectó la sede central de la petrolera estatal Pemex en Ciudad de México, informó el gobierno. "Tenemos reportado hasta el momento el fallecimiento de 25 personas, 17 son mujeres y 8 hombres y han sido trasladados al servicio médico forense", dijo el secretario de Gobernación Miguel Ángel Osorio Chong en conferencia de prensa, quien señaló que se reportaron 101 heridos, de los cuales 46 siguen hospitalizados.

"El suelo se estremeció, como si fuera un sismo. Regresé y vi toda la parte de abajo del edificio destrozada, ya no pude entrar", dijo a la AFP Astrid García Treviño, quien trabaja en el complejo.

Una nube de humo envolvió la Torre Pemex de 54 pisos y un edificio aledaño de 13 pisos, cuyos alrededores quedaron sembrados por vidrios de los ventanales que se rompieron.

"Tenía dos minutos de salir del edificio, iba a la farmacia cuando estallaron los vidrios, fue un sonido sordo", agregó García Treviño. El terror se apoderó de los trabajadores que evacuaron la edificación en medio de escenas de pánico.

"Seguimos buscando sobrevivientes entre los escombros", señaló el secretario de Gobernación Miguel Ángel Osorio Chong, quien acompañaba en el lugar al presidente Enrique Peña Nieto, que acudió para supervisar las tareas de socorro.

Casi seis horas después de la explosión Peña Nieto informó en su cuenta de Twitter del rescate de una persona que había quedado atrapada entre los escombros, mientras avanzada la noche seguían trabajando socorristas en búsqueda de sobrevivientes.

El presidente dijo que dio instrucciones a los socorristas "para que no descansen, ni interrumpan los trabajos de auxilio y de apoyo, más allá de cualquier sugerencia técnica, en todos los lugares donde hay escombros"

Terror a la salida
"Fue dramático, el edificio se sacudió y de repente estábamos en escombros. Ni siquiera podíamos ver a la gente que estaba a nuestro lado", dijo a periodistas Cristian Obele, un trabajador y miembro del sindicato de Pemex que estaba en el edificio B2 de la torre cuando ocurrió el siniestro.

Afanosamente grupos de rescate, ayudados por perros, buscaban entre los restos del primer piso del rascacielos a sobrevivientes de la explosión, que ocurrió hacia las 16H00 (22H00 GMT), en momentos en que la mayoría de los 3.500 empleados que laboran en la edificación se disponían a salir tras finalizar la jornada laboral.

Escombros y restos de vidrios quedaron regados sobre la calle tras la explosión que ocurrió en momentos en que los empleados de la Petrolera estatal finalizaban su jornada laboral.

"En el mezanine (entrepiso) había más de mil trabajadores formados porque ahí están las tarjetas donde se checa" el ingreso y egreso del personal, añadió Astrid García a la AFP.

Bomberos y efectivos de organismos de socorro, apoyados por helicópteros y ambulancias, llegaron al lugar, mientras grupos militares cerraban el tránsito en la concurrida avenida de la Marina.

El grupo "Topos", una unidad especializada en hallar víctimas o sobrevivientes entre los escombros, trabajaba en el lugar en busca de posibles víctimas sepultadas bajo las ruinas.

Investigación
Peña Nieto llamó a no caer en especulaciones sobre el origen de la explosión, aunque señaló que peritos trabajan en la investigación.

"No tengo ningún reporte de lo que fue la razón (del siniestro) y por eso pido no caigamos en especulaciones", señaló el presidente a periodistas al retirarse de la zona.

En la misma línea, Chong dijo que el accidente "se debe a una explosión cuyo origen aún no tenemos precisado". Una fuente de Protección Civil dijo a la AFP que según testimonios de los trabajadores el origen fue una explosión "por una acumulación de gas, en una planta de electricidad".

Pemex señaló que esperara el reporte oficial de los expertos. "Lo que ocurrió fue una explosión en el edificio B2 del centro administrativo. Hay lesionados y daños en la PB (planta baja)", explicó Pemex en su cuenta de Twitter.

Los "peritos analizan las causas del incidente. Cualquier otra versión al respecto es especulación", añadió la empresa en otro mensaje.

Antecedentes peligrosos
Las instalaciones de Pemex, la mayor empresa mexicana y una de las diez mayores petroleras mundiales, se han visto sacudidas en los últimos años por accidentes mortales.

En septiembre pasado el incendio en una planta de gas cerca de Reynosa (Tamaulipas, nordeste de México) provocó al menos 30 muertos y 25 heridos, convirtiéndose en el más grave accidente ocurrido en las instalaciones de la petrolera.

En diciembre de 2010, 29 personas ajenas a la compañía murieron al incendiarse un ducto en el centro del país.

En octubre de 2007 más de 20 trabajadores murieron tras lanzarse al agua por una fuga descontrolada de aceite en una plataforma marítima de Pemex en la llamada sonda de Campeche, en el golfo de México.

Fuente Listin Diario