La banda que hace más que música típica




Emelyn Baldera

La idea era hacer una agrupación donde cada músico tuviera una participación importante. Un grupo, donde nadie fuera líder porque todos tienen el talento y la posibilidad de desarrollarlo. Es bajo esa idea que nació hace cuatro años Banda Real.

Su música se ha extendido en todo el Cibao, pero también ha llegado hasta la Capital.

Su presencia puede ser mayor por estos predios, sin embargo, aún hay muchas limitantes dentro del negocio del entretenimiento y hasta por el mismo público que cada vez más se inclina por expresiones musicales del momento (dembow). Banda Real, sabiendo eso, se ha dedicado a estructurar un repertorio que sea actractivo para todos los públicos: Cibaeños y capitalenos, jóvenes y adultos.

La pasada semana la agrupación que estuvo presentándose en la discoteca Áfrika de esta ciudad, demostró que es capaz de entretener hasta al menos amante de la música típica.

La agrupación que viajó desde Santiago subió a las 12 de la noche a cantar y sorprendió a más de uno en el lugar, que no habían escuchado de su música, por lo versátiles que son cada uno de sus músicos y la combinación de voces que en el coro hacen los veteranos cantantes, Olvis García y Joselito Trinidad.  

¿Y qué música es que tocan?, decía uno sentado cerca de mí, que se encuentraba en lugar, el mismo que luego de escuchar tres merengues ya estaba con los brazos arriba y bailando.

Su repertorio va desde lo tradicional y continúa con un toque más moderno, sin olvidarse de la escencia del merengue típico. Son capaces de hacer de igual manera un merengue romántico  de los años 80, hasta cantar un bolero, como ocurrió esa noche cuando una joven del público pidió un tema.

Andrés Núñez, en la tambora, Cristhian Núñez, en la güira, Darío Marte en el saxofón y Berny Jhon en el acordeón, son los músicos fundadores de este proyecto musical que suena y se identifica con un sonido muy particular, ellos se denomian “Los líderes”. 

Una de las cosas que llamó la atención en la presentación en la discoteca Áfrika, fue la destreza con la que estos cuatro músicos tocaban sus instrumentos. El tamborero por ejemplo, canta, toca la tambora, pero también toca batería y otros instrumentos de percusión. Cada uno de ellos tiene un momento en el merengue para hacer un sólo y que su instrumento brille, cual sucede en  el jazz, que las improvicaciones cobran vida.

Esa noche el lugar lucía casi lleno. Un dato interesante es que el grupo atrae a los peloteros, quienes incluso estaban presente en el lugar, entre ellos Moises Alou y Miguel Tejada.

El tema “Adiós”, interpretado por Joselito Trinidad, lo trajo a la ciudad, y es justo el tema que pidió que le cantara Alou cuando llegó al centro de entretenimiento.

Este tema originalmente fue grabado con el merenguero urbano Omega hace dos años. Con el mismo penetraron a muchas de las  emisoras de la capital por las letras y la fusión que se logró. “Adiós”, los llevó a sonar también hasta en colmados de esta ciudad.

Tras esa aceptación ellos lanzaron muchos otros como “La difunta”, bautizado por el pueblo como Vicenta, que trata uns historia jocosa de la cotidianidad.

 Banda Real, se ha mantenido firme pese a los contratiempos, y a la guerra de papeletas que sacude cada cierto tiempo el merengue típico.  

Fuente Listin Diario