“Aprendí la lección” Michael Pineda podría ser carta de salvación para los Yanquis

Por Wallace Matthews |

ESPNNewYork.com. NEW YORK. Los Yanquis dejarán de lado otra apertura de rehabilitación de Michael Pineda y lo meterán al fuego hoy en el final de la serie contra los Orioles de Baltimore.

Originalmente, Esmil Rogers estaba programado como el abridor probable y Pineda, quien ha hecho dos aperturas de rehabilitación en AAA, estaba supuesto a hacer otra allí.

Pero con el tiempo, y los partidos, cayéndole encima a los Yanquis en su lucha por mantenerse en la pelea de la División Este -están detrás de los Orioles por seis partidos cuando aun quedan 10 choques entre ellos- los Yanquis han decidido meter a Pineda de vuelta en la rotación.

“Sentimos que está listo ahora. Eso es bueno”, dijo el dirigente Joe Girardi. “Este es un tipo que lanzó muy bien antes de ir a la lista de lesionados y sería bueno tenerlo de vuelta. Me siento bien de que suba al montículo. Necesitamos que lance bien en las próximas siete, ocho semanas que nos quedan”.

Pineda se enfrentará al derecho Chris Tillman (9-5, 3.73 de efectividad) en su apertura.


Estoy muy, muy contento por mí mismo”, dijo Pineda. “Todo está igual, todo se ve bien. Me siento poderoso, estoy emocionado”.

Pineda no ha lanzado en las mayores desde el 23 de abril cuando fue expulsado de un partido contra los Medias Rojas por ponerle resina de pino a la pelota.

Fue suspendido por 10 partidos por la infracción y entonces se lastimó un músculo cercano al hombro tirando en un partido simulado mientras esperaba volver de la suspensión. Fue a la lista de lesionados el 6 de mayo y se perdió los siguientes 86 partidos.

“Sé que cometí un error y aprendí de eso”, dijo Pineda. “Todo esto está en el pasado. Quiero continuar mi carrera y eso es todo. Estoy concentrado en mi juego y en lanzar.

“Le pedí perdón al equipo y a todo el mundo, así que eso ahora está en el pasado. Quiero continuar mi carrera y ayudar a mi equipo”.

En sus primeras cuatro aperturas, Pineda estuvo entre los abridores más efectivos de los Yanquis, registrando marca de 2-2 y 1.83 de efectividad.

Pineda permitió una carrera en 7.2 entradas en sus dos salidas de rehabilitación.