Guillermo Moreno: A Danilo se quitó la careta con Loma Miranda

El presidente de Alianza País, Guillermo Moreno, consideró hoy que, al observar la ley que declara a Loma Miranda parque nacional, el presidente Danilo Medina se despojó de su careta para demostrar que su Gobierno no representa a la ciudadanía, sino a los intereses económicos nacionales e internacionales.

Planteó que a Medina le bastó un comunicado de Falcondo y otro delCONEP para que mostrara su verdadera naturaleza como gobernante, desconociendo de plano los informes de la Academia de Ciencias, el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), las disposiciones de varios tribunales y las manifestaciones de cientos de organizaciones sociales y religiosas de todo el país.

“Danilo está atrapado en su laberinto. Por eso, a nadie debe sorprender que incline su balanza a favor de Falcondo, colocándose de espalda al interés de la nación", adujo a través de una nota de prensa.

"Esa es su verdadera naturaleza, como la de la mayoría de la cúpula dirigencial de su partido. En ellos no hay una sola onza de la dignidad ni del patriotismo de Juan Bosch. Son una vergüenza”, agregó.

Comunicado íntegro

Mucha gente se ilusionó con él. La ciudadanía, en su esperanza, ha querido ver en Danilo Medina el presidente que realmente no es.

Danilo alcanzó la presidencia de la República por el uso abusivo de los recursos del Estado propiciado por su compañero de partido Leonel Fernández, en ese entonces presidente.

Danilo recibió un déficit fiscal estimado en 205 mil millones de pesos y nadie fue investigado y nadie debió responder ante la justicia. Prefirió tapar el hoyo fiscal con una carga de impuesto que ha deteriorado la calidad de vida de las mayorías.

Danilo en su discurso de los 100 días declaró que “no iba a tirar piedras hacia atrás.” Y así, con esa frasecita, envió una señal clara de que la corrupción del gobierno de Leonel Fernández quedaría impune. Y ha sido rigurosamente coherente.

Fue bajo esa directriz de Danilo Medina que el actual Procurador General de la República tuvo el descaro de desestimar la denuncia contra Leonel Fernández, Víctor Díaz Rúa y Félix Bautista, por graves actos de corrupción.

Siguiendo esa directriz la Procuradora Fiscal del Distrito Nacional, de forma irresponsable, sin disponer una sola medida de investigación, archivo la querella interpuesta por graves actos de corrupción imputables directamente a Leonel Fernández en la conformación de la FUNGLODE.

Bajo esa directriz un Juez de la Instrucción dispuso el archivo del caso de Víctor Díaz Rúa por graves actos de corrupción.

Ahora, al decidir no promulgar la ley que declara a Loma Miranda Parque Nacional, Danilo pone en evidencia al servicio de qué intereses gobierna.

Al presidente no le importaron los informes técnicos de la Academia de Ciencias de la Republica Dominicana, ni del PNUD, a solicitud del propio Presidente, ambos favorables a la preservación de Loma Miranda.

Al presidente no le importaron las decisiones del Tribunal Constitucional, del Tribunal Administrativo, de un tribunal de la Vega, todas a favor de la preservación de Loma Miranda.

Al presidente tampoco le importaron los informes técnicos del Congreso y que sirvieron de aval para elaborar el proyecto de ley que declara Loma Miranda Parque nacional.

Al presidente no le importo las decenas de manifestaciones de las iglesias, de gremios profesionales, de centenares de comunidades, de toda la opinión pública a favor de la preservación de Loma Miranda. Y no le importó nada de eso porque Danilo no gobierna por ellos, ni para ellos, ni los representa a ellos.

Al presidente Danilo Medina le bastó el comunicado de FALCONDO y otro del CONEP para que mostrara su verdadera naturaleza como gobernante.

Danilo, como tantos otros que hemos tenido, gobierna para proteger los intereses de sectores oligárquicos y de las trasnacionales. Fue con recursos de ellos, más lo que aportó la corrupción de sus compañeros de partido, como financió su campaña para hoy ser presidente. Danilo está atrapado en su laberinto.

Por eso, a nadie debe sorprender que Danilo Medina incline su balanza a favor Falcondo colocándose de espalda al interés de la nación. Esa es su verdadera naturaleza, como la de la mayoría de la cúpula dirigencial de su partido. En ellos no hay una sola onza de la dignidad ni del patriotismo de Juan Bosch. Son una vergüenza.
(Fuente: El Caribe)