EEUU extenderá permiso de trabajo a ciertos cónyuges de titulares visas H-1B

EFE
Washington
El Gobierno estadounidense anunció hoy que concederá permisos de trabajo a ciertos cónyuges dependientes de los titulares de las visas H-1B de no inmigrante.

La medida entrará en vigor el próximo 26 de mayo, indicó el director de la Oficina de Serviciosde Inmigración y Ciudadanía (USCIS, por su sigla en inglés), León Rodríguez.

La visa H-1B suele estar destinada a extranjeros especializados en una ocupación altamente cualificada o que tienen méritos excepcionales.

Bajo las regulaciones actuales, el Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por su sigla en inglés) no extendía el permiso de empleo para personas dependientes (con visa H-4) de los trabajadores con visa H-1B.

Rodríguez indicó en una teleconferencia que esta medida dará más estabilidad a las familias de aquellas personas talentosas que quieren contribuir a la economía estadounidense.

"Permitir a los cónyuges de las personas que tengan esas visas trabajar legalmente es totalmente lógico", señaló Rodríguez, al tiempo que "ayudará a las compañías estadounidenses a mantener los empleados altamente cualificados".

Según explicó, las autoridades han detectado que habitualmente los cónyuges de los extranjeros con una visa H-1B suelen tener una especialidad en el mismo campo que su pareja.

Sin embargo, en ocasiones, las familias deciden volver a su país ante las dificultades financieras que se les presentan por no poder trabajar uno de los dos.

"Eso no les permite participar en nuestra economía con sus habilidades", lamentó Rodríguez.
Esta medida forma parte de las acciones ejecutivas que anunció el presidente de EE.UU., Barack Obama, en noviembre de 2014, "para modernizar, mejorar, y clarificar los programas de visas para mejorar la economía de Estados Unidos", señaló el USCIS.

El Gobierno está considerando extender los beneficios de autorización de trabajo a todos los titulares de visas H-4, algo para lo que todavía no hay calendario.

La directora de políticas nacionales de la Casa Blanca, Cecilia Muñoz, señaló, por su parte, que Obama continuará luchando por reparar el sistema migratorio "roto" mediante una reforma migratoria pero también con su poder ejecutivo dentro de la ley.

USCIS estima que la cifra de personas que cumplen las condiciones para solicitar un permiso de trabajo bajo esta norma puede alcanzar los 179.600 el primer año, y posteriormente unos 55.000 anualmente, en los próximos ejercicios.

"Esta medida es buena para las familias inmigrantes y para nuestro país, porque permite a los individuos desplegar toda sus habilidades académicas y profesionales y participar en la economía como miembros integrantes de la sociedad estadounidense", indicó en un comunicado Mee Moua, presidente y directora ejecutiva de la organización Asian Americans Advancing Justice.

En 2013, según datos proporcionados por la organización defensora de los derechos de los ciudadanos estadounidense de origen asiático, 96.753 personas recibieron visas H-4, de los que aproximadamente el 86 % fueron de países asiáticos, como India, China, Filipinas, Corea del Sur, Japón y Pakistán.