Presidente dice no habrá más prórroga con Regularización

Por Wanda Méndez
Santo Domingo
El presidente Danilo Medina dijo ayer que no habrá más prorrogas para el plan de regularización de extranjeros y advirtió que el gobierno aplicará las leyes migratorias a quienes no se acojan a ese programa en el plazo establecido.

Precisó que el período de 18 meses que se otorgó a las personas que residen en el país de manera irregular para que normalicen su situación estará vigente hasta el 16 de junio próximo, para lo cual faltan cuatro meses.

“Y nadie puede albergar la más mínima duda, de que una vez concluya la ejecución de los instrumentos de regularización previstos en la normativa migratoria, no habrá más prórrogas, por tanto los extranjeros de cualquier nacionalidad sin regularizar, estarán sujetos a los procedimientos establecidos por la ley, siempre en el marco más absoluto del respeto a la dignidad de las personas”, aseguró. La ley de Migración contempla la deportación de extranjeros ilegales.

Medina advirtió que ninguna nación del mundo, ni ningún organismo internacional, puede exigir a la República Dominicana que en materia de régimen migratorio, ni de ningún otro derecho soberano, asuma sacrificios al margen de lo que su ordenamiento constitucional y legal prevean.

En su discurso de rendición de cuentas ante la Asamblea Nacional, el presidente Medina llamó a las personas que se encuentren irregularmente en el país y que llegaron antes de 2011 a que se acerquen a las oficinas para iniciar su proceso de regularización.

Más de 150 mil “Esta es su oportunidad de legalizar su estatus y vivir con tranquilidad”, dijo. Precisó que a la fecha, más de 150,000 personas han iniciado su proceso de regularización, de los cuales comprobaron que más de 40,000 tienen sus papeles en orden y cumplen con todos los requisitos.

Expresó que pronto esas personas serán dotadas con el tipo de documento que les corresponda.
Precisó que las personas que no se acogieron a la parte B de la ley 169-14, ya no podrán recibir los derechos contemplados en esa norma legal. Esa disposición establece “el registro de hijos de padres extranjeros en situación irregular nacidos en la República Dominicana y que no figuran inscritos en el Registro Civil”.

El gobernante acotó que el plazo para registrarse como extranjero venció el 2 de febrero pasado. Recordó que inicialmente se estableció por 90 días y luego extendido hasta esa fecha. Puntualizó que en ese proceso se inscribieron 8,755 personas.

Medina detalló todas las medidas adoptadas por el gobierno para la regularización de extranjeros irregulares a partir del 2014. “Todas estas acciones muestran, de forma incontrovertible, la firme voluntad del Estado dominicano de llevar a cabo con éxito este plan de regularización”, aseguró.

El mandatario animó a todos aquellos que quieran colaborar con esa iniciativa a darles su apoyo, tras calificar el plan como el más ambicioso en materia de políti- ca migratoria del gobierno.

El decreto 327-13, mediante el cual el gobierno puso en marcha el Plan Nacional de Regularización de Extranjeros, prohibió las deportaciones durante la ejecución del programa. Este plan fue aprobado por el gobierno para aliviar los efectos de la sentencia 168/13, con la cual el Tribunal Constitucional estableció que a los hijos de extranjeros ilegales no les corresponde la nacionalidad dominicana.

No hay discriminación
El mandatario afirmó que se está construyendo un país sin exclusión y sin discriminación, con verdadera igualdad y justicia social. También que se está construyendo entre todos un país ordenado, riguroso y en el que debe imperar el cumplimiento de la ley.

Dijo que durante décadas el Estado dominicano arrastró serias deficiencias institucionales y legales en materia de migración. Señaló que los problemas se fueron acumulando, sin que ningún gobierno ordenara el sistema migratorio de manera permanente.

Rememoró que en 1966, el entonces presidente Joaquín Balaguer señalaba la falta de una política inmigratoria inspirada en los intereses de la República. Puntualizó que conscientes de esa necesidad, decidió actuar con responsabilidad y poner en marcha el plan de regularización y documentación, el cual calificó como el más ambicioso que se haya realizado no solo en el país sino en todo el continente. Enfatizó que decidió asumir el tema migratorio como un asunto esencial para el presente y futuro del país.

Fuente Listin Diario