RD condena ataque a su consulado y quema de Bandera en Haiti

El Gobierno dominicano advirtió hoy que Haití está “desbordando” las relaciones entre ambas naciones y sentenció que “la paciencia tiene un límite”, al condenar la “inaceptable” ocupación del consulado de Santo Domingo en Puerto Príncipe, por parte de grupos de manifestantes.

“En una actitud claramente insoportable, el Gobierno haitiano ha permitido una sistemátic
a violencia y ataques contra consulados dominicanos en territorio de Haití, mientras el Gobierno dominicano trata de armonizar las relaciones vemos en la parte haitiana un comportamiento de doble cara”, afirmó este miércoles el canciller local, Andrés Navarro, en una rueda de prensa convocada de urgencia.

Navarro acusó a los grupos que se manifestaron este día en Puerto Príncipe contra la supuesta xenofobia y racismo que impera en el país contra los haitianos, de ingresar al consulado de Santo Domingo en la capital haitiana, arribar la bandera nacional y quemarla; además de lanzar piedras contra la instalación.

El ministro de Exteriores dominicano expresó, en tono enérgico, que en Haití se está acusado a su gobierno debido a una “total desinformación” de grupos que no identificó, pero condenó el hecho de que las autoridades supuestamente no hacen nada para impedirlo.

No cederá al “chantaje”

“La República Dominicana no cederá al chantaje”, dijo el funcionario, antes de revelar que su gobierno recibió una nota de protesta enviada por Haití la cual incluye “términos inaceptables” que será respondida con el mismo lenguaje, pero con la verdad de los hechos.

La concurrida manifestación de haitianos hoy en Puerto Príncipe condenó el supuesto hecho de que las autoridades dominicanas permiten el racismo y la xenofobia en el país contra sus nacionales que vive en territorio local, y los manifestantes esgrimieron que aún no ha aclarado el asesinato de un haitiano que apareció colgado en un parque de la ciudad dominicana de Santiago (norte).

“Mañana llamaremos al país a nuestro embajador en Haití, para que nos ofrezca una panorámica detallada de lo sucedido hoy en la capital haitiana, y dependiendo de cómo discurran los acontecimientos sabremos qué otras acciones tomar”, refirió Navarro.

Navarro sostuvo que la muerte del haitiano en Santiago, así como la de otro en Elías Piña (suroeste, fronteriza con Haití), y el robo en la casa del dimitido embajador haitiano en Santo Domingo, Fritz Cinéas, son “hechos aislados”, que han sido asumidos con toda la responsabilidad por las autoridades de justicia locales.

“Este es un país donde existe un estado de derecho; donde el Poder Ejecutivo no se inmiscuye en el Poder Judicial, quien es que está al frente de esas investigaciones; todo lleva un proceso que se está llevando a cabo”, dijo el alto cargo.

Recordó que República Dominicana ha sido el país más “solidario” con Haití en toda la historia, como lo demuestran cada una de las situaciones difíciles que ha vivido la nación fronteriza, por lo su Gobierno y su país no está dispuesto a aceptar esa “campaña” internacional de que a nivel local no se respetan los derechos humanos.

“En la República Dominicana viven centenares de miles de haitianos libremente, que andan y viajan por toda parte del país sin problema alguno, interactuando con los dominicanos en todas las facetas de la cotidianeidad, por lo que no aceptamos que se nos tilde de xenófobos y racistas, porque no lo somos”, exclamó Navarro.

Afirmó que el Gobierno de su país ha implementado un plan de regularización de extranjeros en el que ha invertido más de 1.200 millones de pesos (unos 26,6 millones de dólares), y que implementa de manera gratuita, y que, precisamente, ha sido el Gobierno quien no ha colaborado para que sus naciones obtengan algún documento de identificación.

“Nuestra personal en el consulado dominicano en Puerto Príncipe fue amenazada, nuestra bandera fue arribada y quemada y las instalaciones apedreadas; esto nunca ha sucedido en el lado dominicano contra instalaciones haitianas y no aceptaremos más agresiones porque la paciencia tiene un límite”, advirtió el canciller dominicano Andrés Navarro.
(Fuente: almomento.net)