Glory se acerca a Dios, pero no se arrepiente de "La popola"

Lo que es la vida. La cantante puertorriqueña Glory  provocó  hace años una gran controvesia cuando grabó y popularizó el tema La Popola, que fue prohibido en República Dominicana por la Comisión Nacional de Espectáculos Públicos y Radiofonía.
 
Hoy día se ha acercado a Dios, y desarrolla una labor filantrópica y educativa, con lo cual busca regenerar toda su vida pasada.
 
La intérprete admitió que, desde el 2009, vive un proceso de acercamiento a Dios que ahora plasmará en su próxima producción discográfica, que vislumbra lanzar este año.
 
Glory ofrece talleres y charlas a esta comunidad con el fin de ayudar a  hombres y mujeres en la toma de decisiones, darles herramientas para saber cómo actuar en situaciones conflictivas y destrezas de comunicación.
 
En la labor filantrópica que realiza con su organización sin fines de lucro, I Learn to Be, destina el 20 por ciento de las ganancias de su música a la Fundación Pediátrica de Diabetes.
 
Sobre su producción, hasta el momento, no ha integrado el género del reguetón con el que se dio a conocer. El disco contendrá merengue, pop, vallenato y hip hop. Anticipó, además, que el proyecto se nutrirá de temas sociales, como Amor bajo palabra. 
 
Esta canción nace de su relación con la población penal, con la que trabaja desde el 2006. 
 
Reconoció que el disco que empezó a grabar en el 2013 se retrasó porque tuvo que eliminar composiciones que no van a tono con su realidad actual. “Cuando escuché como cinco temas, hablando de discoteca, dije: ‘No’. Antes podía cantar que fui la traicionera, me la pegaste… temas de venganza, rencor. Ya solté todo eso”, reaccionó.

 
Al analizar esos temas, decidió esperar. Sin embargo, aclaró que no significa que se arrepienta de haber grabado su popular tema La popola. 
 
“No para nada”, contestó. “Si no hubiera vivido eso, no podría hablar hoy. No me puedo arrepentir de ese tema, de las depresiones, de los intentos de suicidio”, comentó al remontarse al 2005, año que describe como el “mejor momento” de su carrera, cuando le invadieron deseos de privarse la vida.
 
“Era un momento en que tenía dinero en el bolsillo, pero necesitaba algo más. Tenía ese vacío. En ese momento, buscaba respuestas donde no tenía que buscarlas, como en la santería. Clamé y escuche: ‘Tírate por la ventana y acabamos con todo’.  
 
Cuando me acerco, había una reja. No sé si existe una reja en ese hotel y no tengo el valor de ver. Me tiré a llorar”, rememoró al hablar de esa época, en la que además dijo estaba colmada de rebeldía, rencor y dolor. 
 
Ahora, las regalías que recibe por ese tema, las invierte en sus proyectos sociales.(Primera Hora)