Procurador: "Quirino no llegó al país en calidad de deportado de EE. UU."

EFE
El narcotraficante confeso Quirino Ernesto Paulino Castillo volvió a República Dominicana como un ciudadano común, y "no como deportado, porque un tribunal de EE. UU. autorizó su libertad mediante un acuerdo" por el que forma parte del plan de protección de testigos.

Así lo explicó el procurador general, Francisco Domínguez Brito, que también señaló que el expediente que le da categoría de testigo protegido a Paulino Castillo "es de carácter secreto y nosotros no tenemos conocimiento del mismo", por lo tanto, "como él estaba en libertad en EE. UU. podía regresar sin anuncio previo".

Domínguez Brito, que hizo estas declaraciones en la Escuela Nacional del Ministerio Público (ENMP), donde presidió el acto inaugural del Curso sobre Manejo Forense y Supervisión de la Escena del Crimen, también confirmó que "si Quirino tiene visa, puede volver a EE. UU., aunque todo depende del acuerdo que tenga con las autoridades estadounidenses".

Domínguez Brito también confirmó que los abogados del capo solicitaron hoy que reciba a su defendido, y se mostró dispuesto a atender su petición, poniéndose a disposición de Paulino Castillo para "cualquier requerimiento" que plantee.

En cuanto a la vigilancia que se vaya a desplegar sobre el narcotraficante y sus actividades, indicó que esa cuestión es "competencia de otros organismos" y que la Procuraduría no tiene atribuciones en ese sentido.